Letras de cine

Escher en el cine

¿Que es lo que relaciona a la ciudad Gótica de Batman con el artista holandés Maurits Cornelis Escher? La respuesta es Christopher Nolan que dirigió tres películas sobre el Caballero Oscuro y otras dos, Inception (Origen, en español, 2010) e Interstellar (2014) con efectos y estética basados en el mundo artístico del holandés. Al hacer Interstellar Nolan diría: “Los grabados de M.C. Escher han sido fuente de inspiración. Me parece fascinante el punto de conexión entre arte y ciencia, arte y matemáticas”.

Nacido en Leeuwarden, capital de Frisia, al norte de Holanda, en 1898, Maurits Cornelis, hijo de un ingeniero y mal estudiante de matemática y física, se convertiría, con el tiempo, en un referente de esa intersección entre arte y ciencia que decía Nolan. Su mundo de dibujos, litografías, grabados en madera y otras técnicas complejas y minuciosas, desesperanzado por el infinito y el eterno volver a empezar de Moebius, lleno también de sentido del humor, de prestidigitación artística, en su interés por sorprender al espectador con trucos sacados de la manga y el sombrero de su inacabable fantasía e imaginación, ha terminado por fascinar a todo el mundo. Sus obras se estudian en las mas prestigiosas Universidades de Ciencias Exactas, pero como dice un crítico de su obra “también fue un ídolo de los hippies, de los cantantes pop y son muchos los tatuajes juveniles y ex marginales copiados de sus obras”.

"Relatividad", Escher.

“Relatividad”, Escher.

Escher, del que se celebra una gran exposición en Madrid, era, sin embargo un hombre humilde. Decía: “En matemáticas nunca obtuve siquiera un “suficiente”. Lo curioso es que, a lo que parece, me vengo ocupando de matemáticas sin darme bien cuenta de ello. No, en la escuela fui un chico simpático y tonto¡Quién se iba a imaginar que los matemáticos ilustrarían sus libros con mis dibujos, que me codearía con hombres tan eruditos como si fuesen mis colegas y hermanos! ¡Y ellos no pueden creer que yo no entiendo una palabra de lo que dicen!”.

Nolan ya había tratado de recrear una ciudad en Gotham de la trilogía de Batman. Aunque el mundo del gran Hombre Murciélago esta rodado en Nueva York y Chicago, lo cierto es que hay ya un “aire Escher” en el resultado visual final. Sin embargo es en Inception donde hay una secuencia onírica directamente escheriana, cuando la estudiante de arquitectura, Ariadne (Elle Page), levanta los edificios de una calle de París para ponerlos unos sobre otros y crear un cubo de Escher: las mansardas quedan superpuestas y el mundo se distorsiona. Hay Escher cuando aparecen escaleras de forma repentina y cuando los personajes caminan sobre las paredes y los automoviles aparecen bajando muros tranquilamente uno tras otro (…)

Texto escrito por Ramiro Cristóbal.

Si quiere leer el texto completo puede hacerlo en nuestra Hemeroteca,
suscribiéndose a CineArte y recibirá la revista impresa en su casa cuatro veces al año.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>