Opinión

CC, MM, BB y compañía

Ramiro Cristóbal, director de la Revista CineArte.

Ramiro Cristóbal, director de la Revista CineArte.

El cartel de esta 70 edición del Festival de Cannes recuerda uno de los tantos momentos bellos y perdidos que ha tenido la historia del cine. Claudia Cardinale, que aquí aparece en una fotografía de plena juventud y alegría, fue, en su momento, uno de los grandes intentos de crear el star system europeo, por el que que tantas veces ha suspirado el cine de ésta parte del Atlántico y el Pacífico.

La segunda guerra mundial dio un enorme golpe al star system americano de los últimos años del cine mudo y primeros del sonoro. Las “noviecitas” de América y sus dulces ojos ya no tenían nada que ver con el horror que se acababa de pasar. Algunos historiadores del cine hablan de “cine sin actores” al de esta época: Los mejores años de nuestra vida (1946) de William Wyler yHombres (1950) de Fred Zinnemann, retrataban anónimos mutilados de guerra, aunque uno de ellos se llamara Marlon Brando, en su primer contacto con la pantalla. En Europa, películas como Paisá (1946) de Roberto Rossellini o La batalla del rail (1946) de René Clément también recreaban heroicos colectivos antinazis.

Sin embargo, a fines de los años cincuenta y primeros sesenta, el talante popular despreocupado había crecido y estaba lo suficiente maduro como para lanzar la nueva oleada de mitos estelares que animarían, sin duda, la venta de entradas

Lo curioso es que los departamentos de marketing comenzaron una guerra de siglas que las revistas ilustradas amplificó y que se constituyó en una especie de lenguaje secreto para iniciados. Se discutía cual era la mejor entre MM (Marilyn Monroe), BB (Brigitte Bardot) o CC (Claudia Cardinale). Hasta hubo una DD (Diana Dors), lanzada por los ingleses. Quedaron reforzando el bastión, otras rubias y morenas: Jayne Mansfield, Sophía Loren, Gina Lollobrigida, a las que se sumarían, con un poco de retraso, Kim Novak y Anita Ekberg, lanzadas por la magia de Hitchcock y Fellini, respectivamente (…)

Si quiere leer el texto completo puede hacerlo en nuestra Hemeroteca,
suscribiéndose a CineArte y recibirá la revista impresa en su casa cuatro veces al año.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>