Opinión

Carta del director. Frankenstein

Ramiro Cristóbal, director de la Revista CineArte.

Ramiro Cristóbal, director de la Revista CineArte.

Como todos los años, la feria del Libro de Guadalajara (México), la más importante en lengua hispana, planteó, desde su web, cual era el libro preferido por sus seguidores. El ganador, que resulto ser Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley, ha sido leído, por voluntarios, durante el día del libro, en multitud de escuelas y calles de México.

Quede, como anécdota de este concurso, que el segundo clasificado, con casi 34.500 votos, fue Azul de Rubén Darío. Uno se sorprende que, a día de hoy, ese respetable número de personas permanezca apasionada por el libro de cuentos y poemas, publicado hace 120 años, del gran escritor nicaragüense.

El cine no ha sido piadoso con “la criatura” del doctor Víctor Frankenstein. Presentado como un monstruo insensible y criminal, sólo puede ser perseguido y exterminado. Como una bestia feroz, culpable o no de sus actos, tiene que ser apartada de las calles y campos en los que vivimos la gente normal.

Sin embargo, la intención, en la mente de la escritora que lo creó y las de sus amigos que la acompañaban en aquella noche tormentosa (romántica) de 1816, era la contraria. Se trataba de mostrar la intolerancia de la gente hacia lo diferente, hacia lo creado en pureza de educación malsana, como el buen salvaje de Rousseau.

Los cinco habitantes de Villa Diodati, en Suiza, eran todos “diferentes”: ellas, Mary Godwin y su hermanastra Claire Clairmont, hijas de un pensador anarquista y de una mujer feminista, creyentes en el amor libre e irreligiosas; ellos, los poetas Byron y Shelley y el médico Polidori, también ateos militantes y libertarios. En el caso de Byron, blasfemo que se había atrevido a desafiar a Dios al que culpaba de su cojera. Gonzalo Suarez los siguió en Remando al viento (1988) (…)

Texto escrito por Ramiro Cristóbal.

Si quiere leer el texto completo puede hacerlo en nuestra Hemeroteca,
suscribiéndose a CineArte y recibirá la revista impresa en su casa cuatro veces al año.

One Comment

  1. Carmelo Romero says:

    Excelente película la de Gonzalo Suárez, que merece una revisión

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*