Turismo de cine

Bruselas y Brujas, ciudades de cine

Un día de julio de 1873, en la calle de los Cerveceros de Bruselas (Rue des Brasseurs), el gran poeta simbolista Paul Verlaine descerrajó un tiro de revolver a su colega y amante Arthur Rimbaud. Rimbaud salió con un brazo malparado y Verlaine se ganó dos años de cárcel.

De esas tormentosas relaciones homosexuales entre las dos grandes figuras de la literatura francesa de fines del XIX, trata la película Total Eclipse (1995) de la directora polaca Agnieszka Hollad. Un joven Leonardo di Caprio que aun no había sido lanzado al estrellato por Titanic (1997) hizo el papel del inquieto Rimbaud. Varias de las secuencias de ésta poco conocida película se rodaron en la citada Calle de los Cerveceros se encuentra muy cerca de la mundialmente famosa Grande Place, que constituye el corazón de la ciudad y que fue calificada por Jean Cocteau como “La plaza más hermosa del mundo”. Está dominada por el Hotel de Ville y rodeada por las casas de las corporaciones del siglo XVI.

La Gran Place de Bruselas.

La Gran Place de Bruselas.

El Hotel de Ville, gótico del siglo XV, es el centro de las miradas, con su gran torre de casi 100 metros que la casualidad o la providencia salvó del feroz bombardeo de la artillería del rey francés Luis XIV en 1695. Las casas de los alrededores reciben los pintorescos nombres de Le Renard (El Zorro) (nº7 de la plaza), Le Cornet (El cucurucho) nº 6, La Louve (La loba) nº 5, Le Sac (La bolsa) nº 4 y La Brouette (La carretilla) nº3. Todos corresponden a otros tantos oficios medievales o renacentistas: las casas de los gremios de comerciantes de grasa, armeros o merceros estuvieron allí en otros tiempos. La sinfonía de estilos arquitectónicos -Renacimiento, Gótico y Barroco- se completa con otra serie de hermosos edificios: Au Roi d’Espagne (números 1 y 2); la casa de los Duques de Brabante, La Chaloupe d’Or, casa gremial de los sastres, y en la parte norte de la plaza, un edificio gótico, construido en el siglo XIX, contiene el Museo Comunal.

El origen comercial de la plaza está muy presente en el nombre de las calles que hay alrededor: las calles de los Comerciantes de Hierbas, de los Cocheros y de los Carniceros son algunas de ellas. En una de éstas calle, con nombre de oficios, ocurrió el dramático asunto al que nos referíamos. Sin embargo esta maravilla arquitectónica no ha sido muy solicitada por el cine. Naturalmente se han hecho documentales, pero los directores de ficción consideran el entorno poco apropiado: demasiada gente siempre y demasiado ruido (…)

Texto escrito por Ramiro Cristóbal.

Si quiere leer el texto completo puede hacerlo en nuestra Hemeroteca,
suscribiéndose a CineArte y recibirá la revista impresa en su casa cuatro veces al año.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>